Ortodoncia Correctiva

Ortodoncia Correctiva

La ausencia de signos de maloclusión en la dentadura mixta o la aparición tardía de alguna alteración en la oclusión obliga al ortodoncista a actuar en la dentadura permanente como última etapa del desarrollo dentario.

El apiñamiento es el síntoma más evidente de esta fase, la aparatología fija con brackets constituye el método más idóneo para corregir las malposiciones y conducir los dientes a una situación más estable y favorable.

Los beneficios que la ortodoncia correctiva supone incluyen la obtención de una sonrisa más atractiva, mejorar la salud a largo plazo de diente y encías gracias a un cepillado más efectivo y fácil además de obtener la mejor distribución de la fuerza al masticar facilitando el equilibrio de desgaste entre los dientes.

En resumen la ortodoncia correctiva aumenta la seguridad en si mismo, mejorando la autoestima y la relación interpersonal.